Desdetres! Una familia numerosa

Desde tres hijos en España somos familia numerosa. Las aventuras de una italiana en España, madre de cuatro niños dos de los cuales mellizos sus recetas italianas, la moda infantil, la lactancia, la crianza con apego, el bilingüismo.

Follow The Author

Comuniones: hacemos lo que importa de verdad?


Estamos en plena epoca de comuniones y en muchas familias, como en la mía, este año hay que organizar este día tan especial.
Recordatorios, vestido, zapatos, invitados, menu...que tal vais preparando?

En estos caóticos días de preparación me paro un momento a pensar.
He hecho todo?
El vestido, un regalillo para los niños invitados, aun tengo que cerrar el menu, algún regalo aun por comprar...pero es lo que importa?
Veo muchas preguntas en los ojos de mis hijas.
Las llevamos allí, delante de una persona que les da una ostia consagrada y les dice EL CUERPO DE CRISTO.
Nos hemos acostumbrado, pero nos damos cuenta de las preguntas que esto suscita en un niño de 10 años? Hemos parado a hablar con ellos del ministerio que conlleva? Hemos almenos intentado explicarles como colocar las ideas en su cabeza?
Porque creo que una comunión supone para un niño un paso importante también en su aceptación y descubrimientos de la vida y de la muerte. Seas mas o menos practicante (doy por hecho que si tus hijos hacen la comunión eres catolico) esto supone un paso importante en la vida espiritual de tus hijos, en su descubrimiento de la vida, del finito, del infinito...
En la catequesis habrán hablado (o esto espero) de vida, de la resurrección, de la eternidad. Esto en su cabeza es mucha información, difícil de aceptar y comprender. Quizás por primera vez se acercan a conceptos que no pueden entender y a la aceptación de que hay cosas en esta vida que no podemos explicar ni entender del todo.
Creo que se merecen que nos tomemos un rato para preguntarles que opinan y para que nos pregunten y saquen sus miedos y inquietudes, aunque esas preguntas nos asustan, tenemos que  contestarles para que no se queden con sus miedos encerrados dentro lo cual con la adolescencia que se acerca puede dar lugar a mas inquietudes y crisis existenciales.
El otro día hablé con mi hija, su cabeza esta llena de preguntas sobre el futuro, la muerte, el infinito, la existencia...me era difícil contestar a todo y le conté la historia de San Agustín y del cubo de agua.
Os la pongo porqué quizás os pueda resultar útil a veces para explicar lo incomprensible que parecen algunas cosas.
A veces podemos explicar, pero otras veces las explicaciones no son tan fáciles, y nos encontramos con un sentimiento de impotencia delante de sus preguntas...no os pasa? Han confiado en nosotros, siempre hemos solucionado cualquier duda y problema. somos los que todo lo saben y todo lo solucionan. Pero esta vez tuve la sensación de decepcionarla. Pero esta historia me ayudó un poco.
Esta es la historia que le conté

Un día San Agustín paseaba por la orilla del mar, dando vueltas en su cabeza a muchas de las doctrinas sobre la realidad de Dios, una de ellas la doctrina de la Trinidad. De repente, alza la vista y ve a un hermoso niño, que está jugando en la arena, a la orilla del mar. Le observa más de cerca y ve que el niño corre hacia el mar, llena el cubo de agua del mar, y vuelve donde estaba antes y vacía el agua en un hoyo. 
Así el niño lo hace una y otra vez. Hasta que ya San Agustín, sumido en gran curiosidad se acerca al niño y le pregunta: "Oye, niño, ¿qué haces?" Y el niño le responde: "Estoy sacando toda el agua del mar y la voy a poner en este hoyo". Y San Agustín dice: "Pero, eso es imposible". 
Y el niño responde: "Más imposible es tratar de hacer lo que tú estas haciendo: Tratar de comprender en tu mente pequeña el misterio de Dios".
Tomaros el tiempo de hablar con ellos. 
La comunión es una fiesta, es bonito celebrarlo.
Mas, menos, no quiero entrar en si nos gastamos mas o menos dinero, si le damos mas o menos importancia a cosas materiales. Pero lo que he aprendido en estos días es que es importante cuidar de las preguntas que pasan por sus cabezas, porque han hablado de conceptos muy grandes para ellos, y se merecen, almenos, compartir sus dudas con nosotros, saber que sus dudas son normales, que pueden hablar con nosotros de sus miedos.
Vuestros hijos os han hecho preguntas? Os ha resultado fácil contestar?
Si queréis contar en los comentarios como lo hábeis hecho, esto me ayudará, a mi y todos los que nos leen...porque ser padres no solo son tartas y fiestas, también tenemos que enfrentarnos a sus preguntas mas difíciles!

Comparte

1 comentario :

  1. Muchas gracias, la historia que cuentas me ha ayudado con las preguntas de mi hijo. Preparamos grandes fiestas, pero también tenemos que prepararles a ellos.

    ResponderEliminar