Desdetres! Una familia numerosa

Desde tres hijos en España somos familia numerosa. Las aventuras de una italiana en España, madre de cuatro niños dos de los cuales mellizos sus recetas italianas, la moda infantil, la lactancia, la crianza con apego, el bilingüismo.

Follow The Author

Esquiar en los Pirineos. Con los niños en Saint Lary.

Este año en la primera semana de Enero fuimos a esquiar con el club noroeste en los Pirineos franceses en un pueblo que se llama Saint Lary.

Cargamos 6 pares de esquis y de botas un numero no definido de guantes y calcetines, dos cambios de ropa de esquí para cada uno y unas cuantas cosas mas, hasta que el maletero estuvo bien lleno y ya, a la aventura.
El viaje de unas 6/7 horas no se nos ha hecho muy largo aunque con parada hayan sido 8 horas.
La carretera es buena, pasando por el tunel de Bielsa (cuidado que cierra a las 22) y con un par de peliculas en el coche para los niños el viaje se ha hecho ameno.
Tanto mi marido como yo hablamos francés y es con mucha ilusión que volvimos en tierra francesa. 
El pueblo de Saint Lary Soulan es cuidado, lleno de restaurantes, creperies, sitios de fodues de queso, tiendas de deporte y un pequeño Carrefour.
Nos alojamos en la residencia les Ramondies, unos apartamentos bastante amplios, aunque no todos iguales (así que convendría pedir cuales son los mas grandes).
El nuestro era un duplex con dos habitaciones en la planta de arriba (con 5 camas en total) y una ducha con lavabo, sin water.
En la planta baja una cama doble en la sala de estar, con mesa y cocinita, y un baño completo. Había algunos apartamentos con tres dormitorios, lo cual me parece mas comodo para no tener la cama al lado de la cocina, aunque al tener media pensión no usamos la cocina casi nada!
La decoración no era especialmente cuidada y bastante vieja, Pero no faltaba nada.
El desayuno suficiente pero no especialmente variado. Pan con mantequilla y mermelada, croissants (muy buenos y siempre calientes) y galletas. No había colacao pero sí una maquina de bebidas calientes con cafés y chocolate caliente. 
Las cenas abundantes pero sin elección posible, lo cual con los niños hace un poco dificil que coman (aunque los míos son bastante todoterreno). No me gustó especialmente la comida, algún plato no estaba mal pero en general no me gustó y la limpieza dejaba un poco que desear, así que a veces mejor cerrar los ojos.
En los apartamentos no hay lavadora. Lo cual con niños es sinceramente complicado y tampoco la hay en la residencia. Hay que ir a una en el pueblo a lo que no me he atrevido nunca.! Me he apañado con un jabón que había traído (no se os olvide nunca si vais con niños!) y lavando a mano. Pero los radiadores no daban abasto entre secar la ropa de esqui y la colada...
Casi todo el personal de la residencia hablaba español.
Había espacios de juego para los niños así que han hecho facilmente amistad con otros niños y se lo han pasado muy bien.
Si vas a Saint Lary por tu cuenta, sin un grupo, lo mejor es alquilar un apartamento buscando por algun particular. Otra vez fui a los de la residencia de Pierre y Vacances, al lado del telecabina también, y estan genial, disponen abajo de lavadora y secadora (de pago).
No os puedo contar mucho de la estación y de las pistas porque con la pequeña no pude esquiar mucho, pero parecía amplia y con mucha variedad de pistas. La cafeteria principal tenía espacio dentro y fuera y una zona, también de interior, para picnic. Había un self service y un quiosco para venta directamente al exterior de bocadillos sachichas etc. No estaba mal. Hay que calcular unos 7/8 euros por persona al día.  La estación de Piau Engalay también queda cerca, aunque no compensa ir desde allí.
Las condiciones atmosfericas no han sido de las mejores. No había mucha nieve, y aunque nevó, no llegó a ser suficiente. El pueblo de Saint Lary esta muy bajo (800 m, poco mas alto que Majadahonda) así que supongo que raras veces tendrá bastante nieve como para llegar a bajar con los esquís (que sería la opción mas cómoda).
La parte mas nevada de la estación esta en otro valle así que el viaje teleferico o cabinovia/autobus/cabinovia que había que hacer a diario ida y vuelta  se hacía bastante largo y quitaba horas de esquis. Si tienes coche y las condiciones atmosfericas no son malas te aconsejo que subas hasta Espliaube en coche y te ahorres las primeras dos etapas. 
Ademas la estación para ahorrar costes cerraba uno de los dos primeros remontes alternativamente así que las colas se hacian eternas y muchos dias se añadía el paseo hasta el teleferico.
En plan de Adet hay una pista Baby muy fácil, con remonte en un túnel. Si vas con pequeños principiantes esta muy bien. Nosotros solo la disfrutamos el ultimo día porque antes no había nieve, pero creo que la falta de nieve en este caso ha sido algo excepcional.
En cuanto a la idea de ir con un club de esqui en lugar de ir solos como en otras ocasiones ha sido todo un acierto.
10++ para los profesores/animadores del club noroeste que lo han dado todo para que los niños estuviesen siempre entretenidos y cuidados.
En el esqui han hecho lo posible también con los pequeñitos aunque la imposibilidad de usar la pista Baby por falta de nieve se lo ha puesto dificil a las profes que han demostrado voluntad y aguante para que los peques pudiesen disfrutar y aprender.
A la vuelta del esquí, y a veces sin ni tiempo para cambiarse, organizaban actividades para los niños, a parte de los entrenamientos del equipo de competición... y así nos hemos hasta podido ir a tomar un crêpe en toda tranquilidad con unos amigos!Un lujo!
La disco de la ultima noche ha sido todo un acierto y un momento top sobretodo para mis mayores (8años), y cuando no ha habido condiciones para esquiar se han encargado de los niños en las horas del esquí con juegos y muñecos de nieve!!
Así que desde este blog quiero lanzar un aplauso para los  del club noroeste. En su página puedes ver los próximos viajes que organizan para carnaval o semana blanca.
La mejora en el esquí de los niños ha sido espectacular para los 4
Para la pequeña me pongo yo también la medalla porque me ha costado mucha fatiga pero mucha satisfacción también, puesto que solo tiene 3 años. Os lo cuento en el próximo post.





Comparte

No hay comentarios :

Publicar un comentario