Desdetres! Una familia numerosa

Desde tres hijos en España somos familia numerosa. Las aventuras de una italiana en España, madre de cuatro niños dos de los cuales mellizos sus recetas italianas, la moda infantil, la lactancia, la crianza con apego, el bilingüismo.

Follow The Author

Jornada partida: es justo este horario para los niños?


En estos días he estado analizando el horario y la vida que llevan mis hijos y me he dado cuenta de que no me gusta.
No me gusta que tengan tan poco tiempo para VIVIR.
No me gusta que se pretenda que hagan tantas cosas en tan pocas horas, pero tampoco me gustaría tener que privarles de todo!
Porque por mucho recreo que tengan en el cole no dejan de ser horas dentro del cole, lejos de su familia, de sus hermanos, de sus juguetes, su jardín (o su parque). Enfín, no dejan de ser horas encerrados en un entorno no familiar con actividades de alguna forma dirigidas.
Y es que yo quiero que mis hijos hagan deportes, y de poder ser que escojan el que quieran, que si se le da bien puedan hacerlo a un nivel que les resulte apasionante y les gane al día de mañana contra cualquier actividad menos sana que se pueda poner en su camino. Y quiero que, si les gusta, toquen un instrumento, y da la casualidad que de momento a las dos mayores les encanta.
Y quiero que hablen conmigo, que tengan tiempo de crear, construir, inventar, pegar y recortar, plantar y regar, y si quieren también de no hacer nada...

Pero vamos a hacer cálculos.
Salen del colegio a las 5. Entre recoger a los cuatro, llegar al coche, 5.15.
Subir al coche bajar del coche, peleas rabietas y caprichos varios (así de triste, sí) 15 minutos. Llegar a casa 10 minutos.
Son las 5.40 (a veces con muchas prisas las 5,30)
Puesto que para ahorrar tiempo suelen merendar mientras andamos hasta el coche,  al llegar a casa tardo 15/20 minutos en que se pongan con los deberes. A veces mas a veces menos.Y esto poniéndome como un disco rayado diciendo: venga, vamos, que es tarde, deja a tu hermana, no juegues con ella, venga, vamos, deja la cobaya...están deseando desconectar pero no pueden!! Ya son casi las 6!
Los deberes teóricamente son 30/40 minutos. Incluso menos a veces si los hiciesen sin interrupciones. No tienen muchos deberes todavía, lo cual se agradece. Pero esto si no se distraen, y si no hay también que hacer un dibujo, o algo extra. Así que si son unas maquinas habrán terminado a las 6.40 pongamos (si no lo son...pues a ver...).
En estos casos les quedarían 45/50 minutos libres, en los cuales claramente meterle algo tipo tocar un instrumento parece de lo mas cruel, así que la mayoría de las veces no procede. Y si lo hacen se acabó su tiempo.
Y además la mayoría de las veces ya son las 7,30 cuando acaban los deberes. Porque no son maquinas, porque tardan mas de la cuenta en hacer un dibujo o colorear algo. O porque no encuentran el lápiz, no entienden un texto...variables normales y humanas de la vida cotidiana de un niño, pero que en su caso no admite fallo. Porque no hay tiempo.
Hay que ducharse, lavarse el pelo, ponerse el pijama...y bajar a cenar a las 8. La cena es el único momento para hablar con los padres, porque mas tiempo no hay. Son las 9. Aun nos queda lavarnos los dientes, leer 20 minutos, rezar, contestar a las preguntas típicas de las buenas noches. Y venga, corre que es tarde, venga, ya basta, ya hay que dormir...las 10.

Y si quieren practicar un deporte? Allí ya las cosas se complican.
Pues salimos con muchas prisas del cole como unos locos sin poder ni decir hola a nadie, que venga, que es tarde. Recorriendo los puntos de "entrega" de los 4 como loca, y esperando que nadie se atasque o me quiera decir algo en ese caos infernal que se monta porque entonces no nos da tiempo. Y no quiera hacer pipí, porque no hay tiempo.
Llegamos apuradísimos al deporte que toque (cada vez menos), para poder hacerlo en el primer turno y acabar a las 6,30. Pero llegamos con estrés porque no hay tiempo. A as 6.50/7, con el venga, corre, dale... estamos en casa. A veces aprovechan para hacer deberes en el coche, esperando a un hermano que sale 10 minutos mas tarde que ellos... si no, en casa y ya sí que hay que ser maquinas. Acabamos deberes a las 7.30 en el mejor de los casos (el mejor), y ducha, pijama cena....
No es de extrañar que cada vez quieran hacer menos deporte. Porque no les queda tiempo para vivir.

No se donde esta el problema pero es evidente que algo falla en la vida que llevan nuestros niños. En parte la culpa la tiene la imposibilidad de conciliación laboral.
Pocos son los que cuestionan la generalización de la jornada continua en los colegios, sobre todo privado y concertados.
Pero no todos están de acuerdo sobre la efectividad del sistema. Algunos dicen en las tardes los niños están cansados y no rinden igual y que sería mejor dar todas las clases seguidas por las mañanas.
Esto permitiría comer a casa y ahorrar dinero, los que puedan, mientras los que necesiten horario de tarde siempre podrían llenar las mismas horas con actividades extra escolares o horas libres de patio (las mismas que ahora tienen después de comer) o tiempo para hacer los deberes.
En mi colegio era así, teníamos jornada matinal y los que se quedaban por la tarde podían hacer deberes o deportes. Y los que podían se iban a comer a casa, hacían tranquilamente los deberes y aun así quedaban horas libres para hacer deportes o cualquier otra cosa.

Sin embargo no hay alternativas válidas. Los colegios con horario intensivo son pocos y muchas veces no están cerca.
Así que me siento como condenada, atrapada en esta rutina, y mis hijos conmigo, de pasar el invierno como en una jaula sin salida, con pocas horas de aire el fin de semana, que al final se acaba llenando de todo lo que no da tiempo hacer entre semana, siempre y cuando nos dejen libres de deberes.

Y vosotros como lo vivís? Como lo solucionáis?
Si te ha gustado este post compártelo.

Comparte

3 comentarios :

  1. ¡Hola!
    Yo también soy mamá de 4. Me salvó la vida la jornada continua, antes estaba igual de agobiada que tú. A mí me gusta que los niños pasen la tarde jugando o haciendo lo que les apetezca ya van 5 horas al cole ¿Qué más se les puede pedir?
    La mayor va a al instituto y no trae muchos deberes, aún así se van dos horas todos los días entre lo que trae escrito y estudiar un poquito.
    Los mellizos van a primaria y han tenido la suerte de tener profe que no pone deberes, así que estoy encantada.
    La pequeña tiene tres años pero no irá al cole hasta los seis.
    Me gusta simplificar al máximo, así que una vez a la semana viene a casa una profe de piano y poco a poco van aprendiendo con este instrumento (sólo los mellizos)
    La niña melliza va un día a la semana a una clase de pintura porque la apasiona. Los demás solo juegan y yo me tiro al sofá a mirarles o les llevo al campo. Las prisas no van conmigo y estoy feliz así.
    Me alegro de haber conocido tu blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esto estoy yo, Mayte, buscando una solución. Pero no hay mucha elección posible por aquí.
      Me alegro de que te guste el blog, que sigas leyendonos!

      Eliminar
  2. Mi hija tiene horario continuo, sale a las 2, come en casa, juega, 3 dias a la semana extraescolares, ingles y baile, termina pronto y aun queda tiempo para el parque, jugar, ir a la biblioteca.
    Aun tiene 4 años y deberes solo el finde

    ResponderEliminar