Desdetres! Una familia numerosa

Desde tres hijos en España somos familia numerosa. Las aventuras de una italiana en España, madre de cuatro niños dos de los cuales mellizos sus recetas italianas, la moda infantil, la lactancia, la crianza con apego, el bilingüismo.

Follow The Author

Cumpleaños de niñas: invita a sus amigas a un SPA










Hace ya 8 años que esas dos cositas de poco mas de un kilito decidieron convertirme en una mamá. Así que como cada año en septiembre tocó pensar en algo muy especial para recordar ese día.
Ya con esta edad he visto que los cumpleaños con juegos y animaciones se convierten en un caos porque nadie presta atención.
Así que la primera, durísima decisión ha sido cambiar el chip entre un cumpleaños multitudinario, punto de encuentro entre familias y niños, donde todos los niños de las dos clases estaban invitados (van al colegio en clases separadas como muchos mellizos) a una fiesta con contadas amigas.
Eso si, todos dimos por hecho que seguiría siendo un cumpleaños compartido.
Así que, aun con muchos sentidos de culpabilidad, tuvieron que escoger tan solo 5 amiguitas cada una, que añadidas a ellas dos, y a los dos hermanos, y una vecina...hacían igualmente un numero considerable de personas en casa.
Dicho esto nos pusimos a elegir el tema.
Querían un pijama party. Vale. pero que hacer durante la tarde? Vista la coquetería innata que tienen se me ocurrió invitar a esas 10 niñas... a un SPA.
Si, un Spa con manicuras y cuidados de belleza!!

Pues manos a la obra.
Los tratamientos han sido lo mas fácil de organizar. Una manicura con algo de glamour (unos glitter comprados en el chino) y una mascarilla facial hecha con yogur miel y pepino. Suficiente para que se sintiesen las princesas mas guapas del mundo. Todo el resto pura coreografía. Porque lo que no os he dicho es que el Spa iba a ser en mi casa. Concretamente en el jardín.

Os cuento lo que compré:
Para las niñas
Para imitar una de esas batas que nos ponen en la peluquería encontré en el chino por menos de 1 euro unos chubasqueros de plástico de esos de usar y tirar. Y para que diesen el pego compre 25 metros de organza rosa de unos 3/4 cm de alto para hacer unas cinturas.

Compré, también por 1 euro cada uno, unos turbantes de rizo para cada niña para ponerles en la cabeza.

Para darles de recuerdo
preparé unos saquitos de organza rosa, también del chino, y en cada uno le puse un esmalte de uñas fucsia, un mini pintalabios, unos algodoncitos en colores pastel, y una bomba de sales de baño rosa. El perfecto kit para una princesa.

En una parte del jardín preparé dos mesitas y sillitas donde las niñas pudiesen hacer un experimento: hacer ellas mismas unos sales de baño con sal marina, colorante alimentario y esencia perfumada. (Un vasito medidor de 30 ml con sal fina, unas gotas de esencia perfumada y unas de colorante alimentario rosa). Había comprado unos micro taperes (tuppers) para que pudiesen luego llevarse las sales de baño a casa.

Y de ultimo preparé con dos alfombritas que tenía en casa, una pasarela, delimitada por globos rosas y puse al lado una caja con todo tipo de accesorios de disfraz que tenía en casa para que pudiesen preparar el desfile.

Y así desarrollé el cumple.
Al llegar las vestí con todo lo que había preparado y las dividí en dos grupos.

Un grupo se dispuso a los tratamientos de belleza.
De un lado yo, haciendo manicura (crema, esmaltado y tatuajes de uñas/glitter), del otro mi ayudante poniéndoles mascarilla en la cara y rodajas de pepino frías en los ojos.

El otro grupo (o sea la otra cumpleañera con sus amigas) se dispuso a preparar sus sales de baño, mientras yo (entre uña y uña) les decía que hacer.
Manos a la obra!
Cuando acabaron guardaron sus tápers con sus sales de baño caseros rosa y se dispusieron a preparar un desfile. Tenían que organizar tanto los outfits de las modelos como la coreografía de la pasarela, siendo las cumpleañeras las que tenían que coordinarlo todo, cada una con su grupo, con otra niña como ayuda. Este fue un ejercicio muy valioso para poner a prueba su capacidad de liderazgo y el resultado fue muy distinto en los dos grupos. Muy interesante ver como se desenvuelven y cuales son sus puntos fuertes y sus carencias. Cada grupo en su turno habría organizado todo y hecho pruebas generales y mas tarde ese desfile habría sido abierto a la "prensa" y habría ganado el mejor grupo de los dos.



Pruebas del desfile


Así que después de haber pasado todos por las dos partes dejamos entrar a algunos vecinos a ver el desfile, votamos el mejor, aunque hubo empate, y con confetis (que aun estamos recogiendo!) y música pasamos por fin a la tarta!
Una tarta de tres pisos (según pedido de las niñas!) con encima maquillajes de fondant que fueron cortesía de Cucurucho Party, (donde compré la mayoría del material necesario para hacer la tarta), de la que pronto os contaré los detalles de como la preparé.

Inútil decir que se lo pasaron muy bien, fue mas fácil que otros cumpleaños y llegué a disfrutarlo yo también, por verlas tan felices! Después se quedaron todas a dormir, organicé un mini campamento en su dormitorio, y también fue muy divertido aunque algo mas caótico.

Que os parece? Habíais hecho alguna vez algo parecido?


 
 

Comparte

No hay comentarios :

Publicar un comentario