Desdetres! Una familia numerosa

Desde tres hijos en España somos familia numerosa. Las aventuras de una italiana en España, madre de cuatro niños dos de los cuales mellizos sus recetas italianas, la moda infantil, la lactancia, la crianza con apego, el bilingüismo.

Follow The Author

Amamantar después de los dos años. Cuando destetar a un niño?

imagen: www.dormirsinlagrimas.blogspot.com
Cuando mi niña cumplió dos años recuerdo que la miraba dormida feliz al pecho, con su manita apoyada dentro de mi jersey para calentarse.
Que ternura... y ahora que tenía que hacer? Ya cumplió dos años! Como destetar a una niña de dos años?
Pensamientos de todos tipos se me mezclabas en la cabeza.
Ya cumplí, ya llegué a los 24 meses como recomienda la OMS, y como me había prefijado. Ahora tendré que destetarla....
Pues, SORPRESA, NO LA DESTETÉ!
Es cierto, había dicho desde el principio que iba a darle el pecho dos años, porque mas tiempo me parecía una barbaridad, porque ya iba a ser mayor y porque no hacía falta tanto. Porque quería poderme ir de fin de semana con mi marido sin que esto supusiera un problema, porque nunca había llegado hasta aquí y ya me parecía muchísimo, y porque cuando veía a niños mayores amamantados al pecho pensaba que ya era demasiado y que eso no podía ser tan bueno.
Decía lo que probablemente dirá todo el mundo al verme a mi. Y lo decía tan sencillamente por la misma razón por la que lo decían de mi...porque no sabía de que hablaba. No tenía ni idea de lo que era esto de la lactancia materna prolongada, y no podía entenderlo.
Pero visto desde dentro tiene otro color.
Y quiero subrayar que seguía teniendo ganas de poderme ir un fin de semana con mi marido!
Pero en ese momento no le podía quitar el pecho a mi niña de la noche a la mañana, sin razón alguna.
Porque se debe destetar a un niño con dos años? Este yo creo que es el punto. Cuando llegas a los dos años entiendes que no hay razón de quitarle el pecho de inmediato. O por lo menos no la había en mi caso.
Porque si había sobrevivido dos años sin irme de fin de semana sin niños podía sobrevivir un año mas, y podía esperar que fuese ella la que se desteta sin dolor.
Porque veía que esto era lo mejor para ella y no le estaba suponiendo ninguna dependencia. Al revés, quitando la hora de dormir era la mas autónoma y independiente de mis hijos, de sobra la mas lista, curiosa y atrevida, la que goza de mas salud respeto a los hermanos con la misma edad, iba feliz unas horas a la guardería, hablaba como ninguno, era sociable, dormía casi siempre la noche entera, y si se despertaba se volvía a dormir con un poquito de TITA...
Entonces me preguntaba
-porque debería pasar los próximos 30 días sin dormir, ni ella ni yo ni mi marido, dejándola llorar para que se duerma sola?
Que es lo que me aportaría?
Y sobre todo, porque debería dejar de tener ese ratito tierno y exclusivo con ella, que pronto dejará de ser bebé, cuando puedo disfrutar de esos últimos ratitos juntas?

Leí en un blog que con dos años (y con uno decía!) la leche materna deja de ser alimento para ser SOLO consuelo y cariño....SOLO? Y no queremos que lo tengan o que?
Aun así creo que la leche sigue alimentando bastante con dos años, y aunque mi hija comía absolutamente de todo, absolutamente solido y absolutamente variado, (ver Baby led weaning y que es BLW) la leche materna le seguía dando siempre algo mas, algo que ningún alimento podía darle, la protegía de alergias, le daba defensas y permitía retrasar tomas demasiado grandes de leche vacuna para que su estomago se preparase poquito a poco, o, de quererlo, permitía eliminar la leche vacuna de su dieta.
Y podemos añadir que como era (y sigo siendo) la mama desastre que soy, me permitia salir con ella sin haberme traído merienda porque  siempre podría calmar su hambre o sed, me permitía retrasarme en una tarde de compras porque podía calmar su hambre hasta la hora de cenar.
Así que porque destetar a una niña de dos años?
Por muy extremo que le pueda parecer a algunos, en ese momento decidí seguir disfrutando de ese regalo tan grande que me ha dio la maternidad. La lactancia.
Y también ha sido un regalo para mis hijas mayores, que tienen una edad en la que los recuerdos perduran, y espero que algún día tengan esas imágenes de su mama amamantando grabada en la memoria, para que les sea mas fácil y mas natural amamantar a los suyos.

Comparte

No hay comentarios :

Publicar un comentario