Desdetres! Una familia numerosa

Desde tres hijos en España somos familia numerosa. Las aventuras de una italiana en España, madre de cuatro niños dos de los cuales mellizos sus recetas italianas, la moda infantil, la lactancia, la crianza con apego, el bilingüismo.

Follow The Author

Panna cotta con coulis de frambuesas. Un postre de cuchara fácil












Estoy tan emocionada con mi postre de hoy que quiero subir la receta a costa de que no sea un post tan perfecto. Pero al fin y al cabo este no es un blog para cocinitas especializadas sino para mamas, en especial modo de familia numerosa. Así que espero entenderéis si las fotos no son las mas bonitas ni el postre ha salido tan perfecto, pero estaba muy muy bueno y, esta vez si, es realmente fácil de preparar, así que os voy a subir las fotos tal cual, con los errores y las imperfecciones...ya me diréis si he hecho bien....

Bueno el postre es un panna cotta, con frambuesas.
Necesitamos, para 4:
400 ml de nata fresca
200 ml de leche
120g de azúcar
250 g de frambuesas
15 g de hojas de gelatina
1 ramita de vainilla

yo no lo tenia todo tan perfecto. así que os iré contando como lo he hecho a la vez que como hay que hacerlo, y los errores que he cometido y pretendo no volver a cometer.

Ponemos la gelatina en agua fría 10 minutos.
En una cacerola ponemos la nata y la leche, 80 g de azúcar y la vainilla con una incisión en el largo. Yo no la tenia y he añadido un poco de esencia de vainilla.
Se calienta todo a fuego lento sin llegar al hervor. se quita la vainilla y se saca del fuego. se junta la gelatina a la que anteriormente habremos quitado toda el agua y se gira hasta que se haya completamente deshecho en la nata.
Dejamos enfriar cinco minutos y lo ponemos en cuatro moldes mojados.
Yo usé dos tipos de moldes que tenia, unos pequeños vasos de café de cristal y unos bols de postre de cristal. Creo que ninguno de los dos valía perfectamente. Del primero me costó sacarlos, así que quizás saldría mejor con unos moldes de silicona, tipo los de cupcakes. Probaré. Los bols eran demasiado grandes.
Se ponen las pannacottas así preparadas en el frigorífico tres horas (aquí es donde cogí la tropa, que hoy se había enriquecido también de mi sobrino de 15 meses) y me la llevé a la playa.
Habría que guardar unas frambuesas para decorar el topping, pero como disponía de poquitas no las guardé (por esto resultan tan vacíos esteticamente...pero bueno!
El resto de las frambuesas se aplastan con una cuchara en un colador, para que se separe el jugo de las semillas.


Preparamos los postres sacándolos de los moldes si queremos servirlos en platos. si no los dejamos así y pondremos encima la salsa de frambuesas.
En una cacerola pequeña ponemos a calentar 40 g de azúcar con dos cucharas de agua. Dejamos caramelizar el azúcar y luego vamos añadiendo solo el zumo de las frambuesas que hemos recogido, mezclando. Apagamos el fuego y dejamos que se enfríe unos minutos.
Esto es importante para evitar lo que me pasó a mi en los bols, ya que al poner el coulis de frambuesas demasiado calientes la panna cotta se ha mezclado con las frambuesas y el topping no ha salido rojo como debería. (como en la foto que sigue!)





Así que cuando se haya ligeramente enfriado lo ponemos encima de nuestros postres.
Seguramente nos saldrá el postre del molde perfecto...no como el de la foto, y pondremos encima una frambuesa...y saldrá como el de la revista....

 

Prometo cambiar las fotos en cuanto lo haga mas bonito!!Pero aseguro que estaba muy bueno y los niños, incluidos los mas pequeños, se lo comieron todo! Y es un postre absolutamente apto para niños con blw, lo único no le añadiría el coulis con todo el azúcar. basta dárselo blanco o con un poco de zumito de frambuesas quitándolo antes de poner el caramelo!


Comparte

No hay comentarios :

Publicar un comentario