Desdetres! Una familia numerosa

Desde tres hijos en España somos familia numerosa. Las aventuras de una italiana en España, madre de cuatro niños dos de los cuales mellizos sus recetas italianas, la moda infantil, la lactancia, la crianza con apego, el bilingüismo.

Follow The Author

Amamantar con 18 meses. Lactancia materna prolongada.

lactancia materna

Cuando empecé a amamantar mi cuarta hija sabía que iba a ser distinta, pero no sabía a que me enfrentaba ni que me iba a encontrar.
Sabía que iba a ser distinta porque ya no era la primera y sabía que lo iba a poder hacer, que no iban a influir los malos consejos que llegasen a mi alrededor, ni la mala información, no solo entre amigas, familiares, etc, sino también entre los profesionales sanitarios que me fuese a encontrar. Ya le había dado a M., sabía que al principio podía volver a doler, pero sabía que podía con ello.
Y fue doloroso, una vez mas. Dicen que no tiene porque doler, pero me imagino que mi dolor y grietas iniciales se deben a las malas posturas de los primeros días, debidas a la cesárea.
Pero al cabo de 15 días todo fue mejorando. Así que adelante, sin dudas ya, sin pensarlo mucho. A demada, a oferta, cuando me venía bien. 
Pero lo que ya no conocía era la lactancia a demanda después de los 6 meses, ya que con Matteo llegué a un año, pero quitando tomas poquito a poco. Sustituyendolas con papillas.
Tampoco sabía como iba a ser después del año.
...y es una maravilla.
Nada de niños demasiado dependientes, nada de esclavitud, nada de todos los tópicos de quién nunca probó y no sabe de lo que habla.
Nada es mas bonito de tu hija pidiendo -TITTA mamá!- nada como que pare, te mire, coja tu cara entre sus manos y te de un beso, así, sin habérselo tu pedido, y vuelva a tomar TITTA!
Todo es tan sencillo! A veces preguntan si hay que darles antes de comer, después de comer... cuando pida! Y a veces hasta le digo que no, si realmente no es el momento, realmente no puedo, realmente prefiero que espere...pues la distraigo un momento y consigo que espere. Ella sabe que en cuanto pueda llegará, confía en mi. Y los NO son muy pocos. Así que es capaz de asumirlos.
Y la esclavitud? Depende de lo que entiendas por esclavitud. A mi me gusta salir, ir a cenar, y hasta algún bailote de vez en cuando. Claro, hasta que B tuvo un año siempre me la llevé, a menos de no estar muy cerca. Poquito a poco ha aprendido a dormirse en brazos de algunas personas de la familia, así que ya puedo salir, ir a mis cenas, y llegar a la hora que quiera sin tantos problemas.
Eso si, aun no me atrevo a dejarla una noche entera, y se sigue despertando a veces para pedir pecho de noche. Pero se duerme enseguida así que no me supone ningún estrés.
Por todo el resto darle pecho me simplifica la vida, me permite ir con ella a cualquier lado porque se que la podré tranquilizar en cualquier momento y en cualquier lugar. Se que si me voy de excursión y se retrasa algo la comida puedo llenar una ratito mas su estomago y darme unos minutos para organizarme.
Y, sobre todo, se que estoy dándole todo lo mejor que pueda darle, se que le estoy dando defensas, que la estoy ayudando física y psicológicamente todo lo posible.
Y basta verla...baila, habla, canta, se me puede olvidar horas de ella porque estará entretenida con lo que encuentre, con los hermanos, con una muñeca, con algún niño. Y no es que los demás no bailasen cantasen y hablasen, pero si que es cierto que la serenidad con la que crío esta niña, y lo fácil que me esta resultando no tiene nada que ver. Y ella es el espejo de esta serenidad....enfín que estoy perdidamente enamorada de ella!

Sobre lactancia materna también te puede interesar:
el libro que mas me ayudó en mi lactancia y que siempre regalo a cada amiga que se queda embarazada:
http://www.casadellibro.com/afiliados/homeAfiliado?ca=22986&idproducto=1950409



Mas inteligentes con la lactancia materna prolongada

Comparte

No hay comentarios :

Publicar un comentario