Desdetres! Una familia numerosa

Desde tres hijos en España somos familia numerosa. Las aventuras de una italiana en España, madre de cuatro niños dos de los cuales mellizos sus recetas italianas, la moda infantil, la lactancia, la crianza con apego, el bilingüismo.

Follow The Author

La historia de un parto gemelar


Hoy os cuento una historia especial.
mis partos no han sido precisamente lo que yo deseaba y como ya os conté  aquí aun no me apetece contar muchos detalles. Sin embargo creo que estar informados sobre los partos podría evitar muchas malas experiencias y muchas cesáreas. Así que le pedí a una amiga que contase en mi blog su experiencia. M. tiene cuatro niños. Dos son mellizos. Creo que mas que comentar su historia os voy a dejar leerla, y que hagáis vuestros comentarios. Lo único que os voy a decir es que me quedo asombrada con las intervenciones que se llevaron a cabo, y con que dejaron a M. sin su marido, aunque para ella no supuso un problema porque se sintió siempre atendida con mucho cariño y me pregunto si no habría podido salir todo igualmente bien con menos intervenciones. M. eres una campeona! Muchas gracias por contar tu historia.
 
- Hola, soy madre de 4 preciosos niños. Con B. comparto muchas cosas aparte de ser madres de familia numerosa tenemos muchas más cosas en común como la de ser madres de mellizos… No obstante ella y yo tenemos algo en lo que nos diferenciamos enormemente, yo he tenido tres partos naturales y ella tres cesáreas…

Desde que creó un grupo en Facebook para padres de gemelos, mellizos, trillizos etc, B. me había pedido que contase mi parto gemelar. Lo prometido es deuda.

Para empezar, decir que en mi opinión, pude tener un parto natural gemelar por realizar un cambio de la sanidad privada a la sanidad pública.

Mi primera hija nació en una clínica privada, y a pesar que llegué con 5 cms de dilatación al hospital no me libre de oxitocina, maniobra de kristeller, y una episiotomía que me provocó más dolores que el propio parto… Aún así mi hija nació sana y con un peso de 3,800 grs.

Al quedarme embarazada nuevamente y esta vez de gemelos me dirigí al mismo gabinete ginecológico que anteriormente llevó el embarazo de mi hija. Para empezar no estando ni de 3 meses el doctor en cuestión ya me empezó a hablar de cesárea programada, a lo cual yo le pregunté: ¿Por qué si mi primera hija con casi 4 kilos la tuve en 5 horas? A lo cual me respondió que en la mayoría de los casos un embarazo gemelar acababa en cesárea… Como podéis imaginar esa respuesta no me convenció en absoluto.

Mi embarazo se complicó bastante, tuve varias hemorragias por placenta previa, empecé a tener contracciones sólo con caminar y lo peor fue cuando en urgencias de una clínica privada se dictaminó que había empezado a dilatar con 18 semanas… Nos asustamos muchísimo porque había un riesgo enorme de que el embarazo no fuese adelante.

Como vivimos fuera de Madrid, decidí que todo mi embarazo fuese seguido en la sanidad pública, en el Hospital Universitario Puerta de Hierro, en la unidad de alto riesgo de obstetricia. A pesar de que me ingresaron en varias ocasiones por riesgo de parto prematuro llegué para sorpresa de todos a la semana 37 de gestación (mis 5 meses de reposo absoluto me costaron…). En este hospital se me hablaba de intentar parto natural siempre que primer gemelo estuviese en buena posición, es decir, en cefálica. Mis hijos estaban posicionados como una T, el primer niño en posición cefálica y el segundo totalmente atravesado en mi abdomen. Cada 15 días me realizaban un control con ecografía y en las últimas semanas también monitorizaban a los bebés.

En la semana 37 de gestación yo estaba que no podía más, mi tripa era descomunal y me costaba bastante caminar, no obstante desde la semana 35 me dejaron levantarme de la cama y comenzar a dar paseos cortitos. En la última revisión, mi ginecóloga decidió que me ingresaba para estimular el parto puesto que ya tenía una dilatación de 4 centímetros y los niños habían llegado a término y tenían un peso bueno.

Detallar que en este hospital se promueven los partos con la mínima intervención. El parto lo lleva una matrona y normalmente se desarrolla todo el tiempo en paritorio. No hay práctica de episiotomía por rutina, ni enemas ni oxitocina para acelerar el parto… No obstante, al ser un parto gemelar y para solventar cualquier urgencia que se presentase en el último momento, el parto se iniciaría en un paritorio pero se finalizaría en quirófano.

A las 12:00, una vez instalada en paritorio, una matrona comenzó con la rutina (exploración manual, monitorización, toma de vía etc…). Primero se me puso por goteo un poco de oxitocina para estimular las contracciones y después de un ratito se procedió a la rotura de membranas con una lanceta. Las contracciones aparecieron rápidamente y las recuerdo como muy intensas y dolorosas desde el principio. La matrona al ver que el parto ya se había iniciado llamó al anestesista para que me pusiesen la epidural. La verdad que  descansé cuando la anestesia hizo su efecto.  A las 13:45 la matrona observa que prácticamente ya tengo dilatados los 10 centímetros y llamó a la obstetra de guardia, María de los Ángeles todo un amor y una súper profesional. Se me hizo una ecografía para tener claro como estaban colocados los niños antes de llevarme al quirófano a empujar. Me explicó todo, me enseñó a mis hijos en la pantalla, me tranquilizó muchísimo estar en manos de esta doctora de la cual percibí que amaba su profesión.

A las 14:00 estaba en quirófano, allí mi marido ya no pudo estar por normativa del hospital. La verdad es que me impresionó bastante ver el equipo de profesionales de la salud que se reunieron allí para asistir a nuestro parto, todo era doble: ginecólogos, matronas, pediatras, anestesistas, enfermeras… Fue impactante, pero me trataron con tanto cariño que no eché en falta la presencia de mi marido.

El primer niño nació rapidísimo a penas en 3 empujones estaba fuera. Lo pusieron sobre mi pecho unos instantes para que nos pudiéramos ver. Me preguntaron cómo se llamaría. Hora de nacimiento: 14:15h, peso: 2.700 grs. Se lo llevaron las enfermeras porque había que traer al mundo al segundo bebé. Yo ya sabía que es lo que la doctora me iba a hacer porque me había explicado en paritorio así que me limité a colaborar en todo lo que me pidieran.

Esta parte me causó mucha impresión, porque la doctora metió todo su brazo dentro de mí, yo veía como se movía toda la piel de mi tripa. Procedió a la rotura de membranas con los dedos y buscó los piececitos del bebé, con mucho cuidado lo sacó en posición podálica, es decir, primero salen los pies y luego el resto del cuerpo y por último la cabeza. Hora de nacimiento: 14:35h, peso: 2.600 grs. También lo pusieron sobre mí y me preguntaron su nombre. La doctora procedió a coser la episiotomía que en mi caso sí que practicaron al ser una gran extracción, pero he de indicar que estos puntos no me molestaron lo más mínimo. No sólo es que me cosió muy bien sino que también arregló un poco la anterior episiotomía.

A los dos bebés los arroparon con unas mantitas térmicas y los pusieron en la camilla conmigo, en ese momento creo recordar que ya había pasado mi marido, lo recuerdo todo de verde con la típica ropa de quirófano. Nos llevaron a los tres nuevamente al paritorio donde los puse piel con piel e iniciamos la lactancia materna, pero bueno este tema lo dejamos para otro post.

 
 
 
 
Así eran con 1 mes….
 




 

Comparte

4 comentarios :

  1. Siento mucho decirte que ese hospital si tiene rutinas por protocolo bastante perjudiciales. Y ya lo de meter el brazo para sacar al segundo bebé me parece de película de terror. TODO absolutamente innecesario cuando por lo que veo los dos bebés estaban bien. Oxitocina, rotura artificial de membranas dos veces, episiotomia etc. Partos naturales en ese hospital? No. Desde luego no. Y sin fundamento

    ResponderEliminar
  2. Diana, me parece que un parto natural siendo un embarazo gemelar es imposible. Lo fácil habría sido cesárea y no lo hicieron. El primer bebé lo tuvo sola. Y en qué hospital están contra la oxitocina? Tuvieron que provocarle el parto, y eso se hace con la oxi. Me parece muy bien el parto super natural y blabla, pero no poniendo en riesgo la salud de tus hijos. Un parto múltiple NO es un parto normal.

    ResponderEliminar
  3. MYR, ¿y cómo nacían los gemelos antes de los hospitales y la oxitocina sintética? ¿no nacían?
    Pues no será tan imprescindible ¿no?.
    Dicho esto, si la madre está contenta con las intervenciones, no seré yo la que le diga nada.

    ResponderEliminar
  4. Yo también tuve parto natural y tal cual lo relata ella, incluido lo de meterme el brazo entero para sacar a mi segundo bebé, lo malo que yo no llegue a la anestesia y me dolió muchísimo, pero lo lógico es hacerlo de manera natural si todo va bien, además toman muchas precauciones, yo tuve a los 2 en quirofano por si había problemas y con una cantidad increíble de personal y no los tuve en Madrid.
    A mi me ha encantado como lo relata, creo que muchas nos hemos sentido identificadas en sus palabras.

    ResponderEliminar