Desdetres! Una familia numerosa

Desde tres hijos en España somos familia numerosa. Las aventuras de una italiana en España, madre de cuatro niños dos de los cuales mellizos sus recetas italianas, la moda infantil, la lactancia, la crianza con apego, el bilingüismo.

Follow The Author



Al volver a estar en casa y tras la gran petición de los niños he decidido recogerles al medio día para comer conmigo. Nunca lo había hecho antes.
Sé que esto supondrá un gran trabajo extra pero también les dará a los niños mas calidad, tranquilidad, tiempo libre y tiempo a mi para estar mas con ellos.
Así que me pongo a organizar la primera semana de menu con comidas y cenas. 
Intentaré que sean platos que se puedan dejar preparados al día anterior para la comida, y que les gusten para que las comidas no se hagan eternas.

lunes 
comida - lasaña con pesto y ricotta, espinacas (hervidas y con limón y aceite)
cena - huevos con patatas, ensalada

Martes

comida -merluza con tomate y judías verdes con limon. un postre lácteo 
cena - pasta con salchichas y ensalada de lechuga y tomates



miércoles 
comida -puré de calabaza -  huevos en tripa 
 El miércoles en mi casa es día de esquí, necesito una cena rápida para comer al salir de Xanadu.
 Esta semana  ponemos
cena-  albondigas , con la receta italiana.

jueves
Comida- Pasta con garbanzos Macedonia de frutas.
Cena- pollo con romero y puré de patatas. Manzana asada.

viernes
comida- Burritos (tortillas de maíz con pollo y pimiento). Busco una receta en la red.
cena - pizza casera (hay que prepararla el día anterior)

sábado  
comida -pasta con calabacines y tomates con atún
cena - pescado al horno con patatas

domingo
pongo una sola cosa para domingo, esperando que al menos la comida acabe siendo fuera....y si no ya inventaremos algo!
cena - pure de verduras y hamburguesa o un filete a la plancha.



Como siempre recuerdo que no soy médico ni nutricionista, no cuento las calorías ni las grasas de manera científica, este es solo el menu real que haré para mi familia numerosa con 4 niños, en el intento de que coman variado, aprendan a comer bien, aprecien las verduras y los alimentos sencillos y de preparación casera.  Intento que haya pescado, huevos, legumbres, verduras variada y muchas veces me inspiro en mis orígenes italianas.
Todos los comentarios son bienvenidos, ideas, recetas o anotaciones, que puedan servir a mejorar la alimentación de mis hijos o la de quien lee.
En mi casa hay alérgicos a las lentejas y intolerantes a la lactosa (uso solo ingredientes sin lactosa para preparar los alimentos)

Así que manos a la obra, nunca he tenido a todos los niños a comer a casa, pero creo que merecerá la pena. 


Tras un radical cambio en la empresa, he tomado la decisión de dejar el trabajo, aunque solo temporalmente. Pasado  un año de mi vuelta al trabajo os cuento lo que he aprendido.

De vuelta del verano...y ya casi es Octubre.
El arranque del curso escolar suele ser algo caótico.
Los libros del cole, los uniformes, todo por reorganizar.
A esto, este año, se me ha sumado una decisión importante que tomar:
seguir o no trabajando?
Tras un radical cambio en la impresa, logístico, estructural y personal, tomé la decisión de dejarlo.
Y aquí estoy, tirando sumas y haciendo balance.
Como ha sido este año de trabajadora?
Algunos recordaran que el arranque fue algo sufrido. Hace un año aquí os contaba como me enfrentaba a esta decisión. Con muchos miedos y sintiéndome casi obligada por la presión social.
Como ha sido este año? He podido conciliar? De verdad personalmente trabajar supone una realización mayor?
Os cuento lo que he aprendido.

1-La conciliación.
La conciliación de la mujer en esta sociedad solo es posible si la empresa realmente te apoya y aun mas si te apoyan las personas que te rodean en tu puesto de trabajo.
Es importante que desde arriba la cultura de la empresa crea en la posibilidad de desarrollar tu trabajo en un horario que permita al mismo tiempo que cuides de tu familia.
En este sentido he de dar las gracias a la empresa (que ya ha dejado de existir) y a las personas, algunas en especial, que me han seleccionado y luego apoyado y han normalizado algo que hace 12 meses yo creía imposible.

2-Realización personal
Siempre he considerado que en mi vida de madre full time pudiese encontrar todo lo que necesitaba. Siempre me he proclamado madre feliz, sin necesidad de nada mas.
Pero debo admitir que en este año he encontrado espacios para mi que me han permitido sentirme una persona mas completa. Y mira que me cuesta admitirlo, pero he cambiado, y algunos de estos cambios no pienso dejarlos con la vuelta a la vida de mama 100%, aunque probablemente sea solo temporal.
A nivel familiar el hecho de aportar a la economía hace que tu sitio en la familia este mas claro, aunque la falta de tiempo no aporta ningún "derecho" a descargarte de tareas que tienes que seguir llevando al cabo, así que tu trabajo sencillamente dobla.

3-La familia
Mi horario laboral me permitía estar con los niños por las mañanas hasta que salían de casa y recogerles del colé.
Esto podría significar para ellos un cambio casi nulo, que no deberían ni haber notado. Sin embargo no han parado de pedirme que dejase de trabajar y han celebrado cuando lo he dejado.
"Mamá desde que trabajas has cambiado. Cuando vuelves a casa ya no nos haces tanto caso y estas con el ordenador. En las vacaciones no estas y en los días de fiesta tampoco!"
Sí que lo han notado. Es inevitable que el trabajo no solo nos ocupe las horas de trabajo reales sino que nos lleve algo de tiempo extra ademas de alguna preocupación mas. Estamos también a otras cosas y ellos no estaban acostumbrados.
Sin embargo creo que el sacrificio por parte de los niños era mas que soportable y, aun suponiendo un cambio, la contrapartida tanto económica como emocional lo justificaba.

4-La empresa
Que gana una empresa en tener una mujer madre que intente conciliar?
No creo que gane la empresa en si, sino que gana la sociedad. Y la sociedad debería apoyarlo, en su conjunto. He conocido a mujeres valientes llevando familias muy numerosas con puestos de trabajo nada fáciles, y darlo todo por ser las mejores en dos bandas.
La empresa gana personas con experiencia, acostumbradas a estar muy centradas y desarrollar un trabajo en tiempos cortos. Personas que sacrifican tiempos muertos por poder llevar al cabo su trabajo pero irse a la hora establecida.
De mi parte creo que en un primer momento me costó mucho soltar las riendas, delegar y concentrarme en mis nuevas tareas, algo que poquito a poco se había hecho necesario y posible, y que creo que con un poco mas de tiempo habría aprendido a llevar aun mejor. Admito que al principio estaba aun muy pendiente de mi "otra vida", pero es cuestión de acostumbrarse y ir separando los dos ámbitos creando momentos para cada cosa. El cambio ha sido muy grande pero había aprendido a llevarlo y a apreciar lo que me aportaba.


5-Que coste tiene?
Personalmente volver a trabajar ha supuesto un coste elevado.
El primero ha sido un proceso gradual que me llevase a soltar la mente de lo que antes la ocupaba completamente.
Además cuando trabajas con niños aun pequeños tu vida personal se reduce al trabajo. Ya no hay mas tiempos.
Del trabajo a los niños. Tu vida deja de existir para llenarse de estas dos tareas principales.
El fin de semana acaba llenándose de lo que has tenido que dejar de lado durante la semana, la cabeza ya no da para mas, las noches se hacen cada vez mas cortas.
Merece la pena?
El coste es alto. Hay que poner en cuenta muchos factores, la edad de los niños, las posibilidades económicas, el tipo de trabajo.
Yo en este caso puedo decir que sí mereció la pena, porque literalmente me lo pasé bien trabajando, aprendí mucho y descubrí un sector fantástico.
Pero cada caso es un mundo y la edad que tengan los niños al momento de la reincorporación es un factor fundamental. Mi pequeña tenía casi cuatro años y consideré que ya no me necesitaba a tempo tan completo. Pero agradezco haber tenido el tiempo de dedicarme a ella mas que a sus hermanos tomándome un tiempo sin trabajar desde que nació.

En la mayoría de los hogares las tareas de la mujeres trabajadoras son el doble.
Podemos llamarlo machismo pero yo sencillamente creo que es la naturaleza misma de una madre que la lleva a cuidar detalles que si no sencillamente nadie mirará.
Trabajes o no trabajes serás probablemente la que recuerde las tallas de tus hijos, la que le organice un cumpleaños maravilloso, la que quite del armario lo que se le hace pequeño, la que hable con los profesores. No quiero generalizar pero en la mayoría de los hogares, por lo que veo, es así.
Así que si trabajas tu mente a veces esta completamente full. A parte de que el tempo escasea y vas corriendo a todos lados, comprando casi sin mirar ni pensar, haciendo y rehaciendo listas de tareas pendientes, algunas de las cuales acaban tachadas sin hacerse.
Pero el trabajo te da una libertad económica (o cubre una necesidad económica) y un entorno en el que poderte desarrollar de una forma diferente. Sigo pensando que podemos ser mujeres felices también sin trabajar, pero he descubierto que efectivamente hay un lado de desarrollo personal distinto que solo puedes encontrar en el trabajo.

Y tu has decidido trabajar o no?
Con que edad de vuestros hijos os habeis vuelto a incorporar? Trabajais por necesidad o por desarrollo personal? Y sobre todo, existe la conciliación?
Os leo.


Estamos en plena epoca de comuniones y en muchas familias, como en la mía, este año hay que organizar este día tan especial.
Recordatorios, vestido, zapatos, invitados, menu...que tal vais preparando?

En estos caóticos días de preparación me paro un momento a pensar.
He hecho todo?
El vestido, un regalillo para los niños invitados, aun tengo que cerrar el menu, algún regalo aun por comprar...pero es lo que importa?
Veo muchas preguntas en los ojos de mis hijas.
Las llevamos allí, delante de una persona que les da una ostia consagrada y les dice EL CUERPO DE CRISTO.
Nos hemos acostumbrado, pero nos damos cuenta de las preguntas que esto suscita en un niño de 10 años? Hemos parado a hablar con ellos del ministerio que conlleva? Hemos almenos intentado explicarles como colocar las ideas en su cabeza?
Porque creo que una comunión supone para un niño un paso importante también en su aceptación y descubrimientos de la vida y de la muerte. Seas mas o menos practicante (doy por hecho que si tus hijos hacen la comunión eres catolico) esto supone un paso importante en la vida espiritual de tus hijos, en su descubrimiento de la vida, del finito, del infinito...
En la catequesis habrán hablado (o esto espero) de vida, de la resurrección, de la eternidad. Esto en su cabeza es mucha información, difícil de aceptar y comprender. Quizás por primera vez se acercan a conceptos que no pueden entender y a la aceptación de que hay cosas en esta vida que no podemos explicar ni entender del todo.
Creo que se merecen que nos tomemos un rato para preguntarles que opinan y para que nos pregunten y saquen sus miedos y inquietudes, aunque esas preguntas nos asustan, tenemos que  contestarles para que no se queden con sus miedos encerrados dentro lo cual con la adolescencia que se acerca puede dar lugar a mas inquietudes y crisis existenciales.
El otro día hablé con mi hija, su cabeza esta llena de preguntas sobre el futuro, la muerte, el infinito, la existencia...me era difícil contestar a todo y le conté la historia de San Agustín y del cubo de agua.
Os la pongo porqué quizás os pueda resultar útil a veces para explicar lo incomprensible que parecen algunas cosas.
A veces podemos explicar, pero otras veces las explicaciones no son tan fáciles, y nos encontramos con un sentimiento de impotencia delante de sus preguntas...no os pasa? Han confiado en nosotros, siempre hemos solucionado cualquier duda y problema. somos los que todo lo saben y todo lo solucionan. Pero esta vez tuve la sensación de decepcionarla. Pero esta historia me ayudó un poco.
Esta es la historia que le conté

Un día San Agustín paseaba por la orilla del mar, dando vueltas en su cabeza a muchas de las doctrinas sobre la realidad de Dios, una de ellas la doctrina de la Trinidad. De repente, alza la vista y ve a un hermoso niño, que está jugando en la arena, a la orilla del mar. Le observa más de cerca y ve que el niño corre hacia el mar, llena el cubo de agua del mar, y vuelve donde estaba antes y vacía el agua en un hoyo. 
Así el niño lo hace una y otra vez. Hasta que ya San Agustín, sumido en gran curiosidad se acerca al niño y le pregunta: "Oye, niño, ¿qué haces?" Y el niño le responde: "Estoy sacando toda el agua del mar y la voy a poner en este hoyo". Y San Agustín dice: "Pero, eso es imposible". 
Y el niño responde: "Más imposible es tratar de hacer lo que tú estas haciendo: Tratar de comprender en tu mente pequeña el misterio de Dios".
Tomaros el tiempo de hablar con ellos. 
La comunión es una fiesta, es bonito celebrarlo.
Mas, menos, no quiero entrar en si nos gastamos mas o menos dinero, si le damos mas o menos importancia a cosas materiales. Pero lo que he aprendido en estos días es que es importante cuidar de las preguntas que pasan por sus cabezas, porque han hablado de conceptos muy grandes para ellos, y se merecen, almenos, compartir sus dudas con nosotros, saber que sus dudas son normales, que pueden hablar con nosotros de sus miedos.
Vuestros hijos os han hecho preguntas? Os ha resultado fácil contestar?
Si queréis contar en los comentarios como lo hábeis hecho, esto me ayudará, a mi y todos los que nos leen...porque ser padres no solo son tartas y fiestas, también tenemos que enfrentarnos a sus preguntas mas difíciles!
Cuando los niños son pequeños los temas a elegir para los cumpleaños son sencillos.
Sus deseos son fáciles de realizar, aun esta todo por hacer y aunque para nosotros rosa y princesas sean ya algo muy visto (y mas teniendo dos hermanas mayores) para ellos sigue siendo lo mas deseable.
Cuanto mas busquemos temas originales mas nos sorprenderemos con que quizás no sean aun capaces de apreciarlo. Y nos llevaremos una decepción, nosotros y ellas.
Así que con mi niña para sus cuatro años he ido a lo fácil.

  
Cuando lo celebré ya era invierno así que lo hice en un sitio cerrado, pero  no me atreví a hacerlo en casa. Los cumpleaños en casa teniendo un jardín siempre me han parecido lo mas deseable, pero en esta ocasión no me atreví y encontré una solución para poder celebrar un cumpleaños personalizado pero fuera de casa.
Un sitio donde organizarlo como en casa, pero sin tener que meter a una clase entera dentro de mi salón, porque con esta edad aun me gusta que inviten a la clase entera!
Escogí un sitio en Majadahonda que se llama le petit espace.
Un espacio acogedor y a medida de niños gestionado con cariño y detalles, en el cual puedes organizar la fiesta que quieras, decorarla, traer tu comida y organizar juegos. El sitio esta decorado con lujo de detalles, con un espacio para bebés y baños a medida de niños. Si lo deseas ponen animadoras a tu disposición, disponen de un parque de bolas, todo lo necesario en cuanto a luces y música para montar una discoteca en condiciones y hasta pantalla gigante y equipo de música.
Había traído material para decorar las mesas pero todo estaba ya puesto, y tan bonito que no me atreví a cambiarlo.
Y, como no, traje una tarta casera, que esta vez siendo el tema princesas (y piratas), era con forma de princesa.una tarta on forma de Barbie donde la tarta era el vestido.
Aunque pueda parecer complicada de hacer la tarta era muy sencilla.
Usé un molde semi esférico y le añadí una tarta con el mismo diámetro debajo.
Para hacer el vestido extendí el fondant con forma circular, lo apoyé en el centro sobre el bizcocho y recorté luego los bordes, dejando los pliegues como si de un vestido se tratara y lo completé con el busto de una muñeca, que compré en amazon (aquí os pongo el enlace). Le hice un top con el mismo fondant y di espacio a la imaginación para decorar con estrellitas, brillitos comestibles etc.
Lo peor fue que los niños no querían que cortase la tarta para comerla! El bizcocho era un sencillo bizcocho de yogur con relleno de nutella mezclada con nata sin lactosa (para que la hermana mayor pudiese comerlo, yogur leche y nutella eran sin lactosa).

Una animadora organizó algún juego sencillo, pintaron caras, y jugaron en el parque de bolas, bailaron, jugaron con pompas de jabón porque había una maquina para echar pompas en la sala (con mando a distancia y todo!)...con esa edad no necesitan mucho mas! El cumpleaños fue un éxito y mi casa quedó impoluta, claro!






















Hace unos meses mi hija dejó definitivamente de tomar el pecho. Tenía 4 años y dos meses.
Ahora algunos se estarán poniendo las manos a la cabeza... "que barbaridad" o "que escándalo!".
...es que somos así, acostumbrados a juzgar lo que no conocemos y no hemos probado. Yo también lo he hecho.
Pero los que han vivido, aunque solo un poquito, a mi lado, esta experiencia, desde el cariño y intentando entender, sacaran una sonrisa y sabrán lo que hay ahora mismo en mi corazón, este mix de melancolía y felicidad, alegría por algo bien hecho y tristeza por algo tan bonito que se acaba.
Porque cuando empecé a darle el pecho a mi hija, mi cuarta hija, tenía clarísimo que quería lactancia exclusiva, y tenía clarísimo que quería darle mas tiempo que a su hermano, pero me fijaba los dos años como tiempo limite... pero las cosas cambian y las personas cambian también y así me habeis visto cambiar en este blog en varios posts donde describía como iba mi lactancia con 18 meses , con 2 años , con tres años...
Y adelante... ya solo en la intimidad, ya solo para dormir, ese momento único, ese ratito de cariño para una niña super querida pero cuarta en la familia, así que con pocos momentos para ella sola.
Sabía que esta fase iba a terminar pronto pero no quería tomar la decisión... y adelante...y quería ver si de verdad llegaría el momento del destete natural, en el que se despegaría sola.
Y llegó.
Pero antes de que llegase sí me dio tiempo fijar en imágenes esos momentos de lactancia, como había soñado, de la mano de una fotógrafa que supo parar el tiempo en toda su simplicidad. Eva Gascon vino a mi casa con su cámara y me dejó el mejor recuerdo que una madre pueda desear de la lactancia. Unas fotos de nuestra ternura y nuestra complicidad. Un regalo que os aconsejo que os hagáis, porque unas fotos de lactancia son la ternura en imágenes. Eva es especializada en fotografía de nacimiento, acostumbrada a fotografiar la naturaleza humana en su estado mas natural y tierno.

Y así, poquito a poco, me animé a iniciar el proceso que llevaría al destete.
Antes de todo dejé de darle pecho en otros momentos que no fuesen la noche. Ya se quedó en esto de que "te usa de chupete"... efectivamente, con todo el cariño, el calor, el amor y el sabor que un chupete, por mucho que intente imitar al pecho materno, nunca tendrá.

Dejé que mi hija me usase de chupete y yo a ella la he usado de momento de ternura y cariño,que ahora hecho mucho de menos cuando la veo dormirse en la cama al lado de sus hermanos.
Además seguí dándole ese pequeño aporte diario de alimentación sana y especifica para ella, retrasando la ingesta masiva de leche de vaca, que ya tomaba pero en cantidades pequeñas y aportando defensas.
Hasta que un día, después de una semana en la que tuvo mucho resfriado y en la que evidentemente no había tomado mucho desde el pecho, y después de varios días en los que se había dormido sola, un día un poco triste me dijo "mamá aquí no sale nada". Así que me di cuenta de que ya no tenía mas leche o muy poquita, y empecé a intentar cada vez mas que se durmiese sola. A veces le decía que se pusiese en la cama, mi cama, mientras me lavaba los dientes, y esperaba un ratito en el baño...y se dormía.
Y así, naturalmente, empezó a irse a dormir con sus hermanos, un día si, otro no, hasta qua ya no tomaba pecho, hasta que ya no duerme con nosotros...y he quitado su cama de mi habitación.
Ella feliz...nosotros con nido vacío....
Si estáis pensando seguir la lactancia mas allá de los tiempos estándar solo os puedo decir maravillas. Intentadlo. Mientras para vosotros sea un placer no veo razón de dejarlo.
Digan lo que digan, y por mucho que digan que estarán "enmadrados"...mi hija es de sobra la mas independiente de los cuatro siendo la única que ha tomado lactancia prolongada.
Si creéis que es demasiado...solo os pido no juzgar.
Mis primeras hijas, mellizas, tomaron lactancia mixta, pero con mi leche solo en biberones, sacándola con sacaleche, hasta los 8 meses...no sabía...
Mi tercer hijo tomó 6 meses de lactancia exclusiva, luego siguió casi hasta el año pero solo por la noche.
Aprendí, me informé, cambié, y decidí lactar a mi cuarta hija hasta ahora, hasta pasados los cuatro años, hasta que, con un poquito de ayuda se fue solita despegando.
Para mi ha sido un descubrimiento, una vuelta a los instintos, una gran comodidad, la ternura infinita, el disfrute de la maternidad en su lado mas físico y natural, y la reconciliación de mi cuerpo con el ser madre, después de tres cesáreas...











Una de las posibilidades es organizar las vacaciones a través de un club de esquí. Oferta hay mucha pero no todos ofrecen lo mismo y es importante comparar las las características del viaje antes de escoger.
El club de esquí  noroeste, con el que entrenan mis hijos habitualmente en Madrid, organiza viajes de esquí en la estación de ASTUN en los Pirineos en varias fechas, Carnaval, San José y semana Santa. 
El club  propone viajes para familias donde los niños esquian todo el día con un monitor, divididos según su nivel y edad, y a la vuelta unos monitores se ocupan de ellos para que los padres descansen. También existe la posibilidad de que los niños vayan solos, acompañados de monitores. En este caso ellos se ocupan de los pequeños desde la salida en viaje hasta la vuelta.
El viaje se puede realizar en autobus (los niños solos o toda la familia) o con transporte propio.
Las clases de esquí las imparten  monitores expertos del propio club. También el club os puede organizar viajes de esquí en los sitios que deseeis.
 

La ventaja de ir en un club como este es la animación para los niños tarde y noches, con la que se consiguen unos momentos de descanso y que las vacaciones en familia sean agradables para todos.
En el viaje a Astun por ejemplo el alojamiento es en el apartahotel spa Jacetania, con tratamiento de pensión completa con comida caliente en pistas.
Aquí  encontrareis las fechas y destinos de los próximos viajes o podéis contactar con ellos en 917140636.
Así que yo me olvido de repasar mil ofertas para esquiar con los niños y confío mis vacaciones en sus manos. Ya lo he probado y he visto que es una formula que funciona, he tenido entretenida hasta a la pequeña para poder permitirme un rato de ocio con mi marido, los niños han disfrutado y han aprendido a esquiar (desdelos 4 años pueden aprender sin problemas).
Yo el año pasado no me apunté a ningún curso pero este año posiblemente sí lo haga para mejorar técnica ya que hay cursos para todos los niveles y es una buena ocasión para hacer nuevos amigos.
Os apuntáis?





Como conseguir que el esquí sea placentero para los niños. Donde, como y cuando empezar a esquiar.

En mi casa en los últimos años el esquí es el deporte que reina desde el mes de septiembre (gracias a las pistas indoor) hasta Abril.
Siempre he sido fan del esquí pero en mi infancia no esquiaba mas que una semana al año.
Mis hijos empezaron a esquiar con 4 años y desde entonces nos hemos aficionado tanto que actualmente los 4 esquían en un equipo de competición (bueno la pequeña acaba de empezar!).
Así que estoy acumulando una gran experiencia en esto de iniciar a los niños al esquí, superar dificultades, conseguir que les guste esquiar al menos tanto como a mi.
Ya os conté aquí detenidamente mi experiencia acerca de la edad en la que los niños pueden empezar a esquiar.
Después de haber tenido experiencias muy diferentes he aprendido que de 4 a 6 años es la mejor edad para iniciarles al esquí. Antes de esta edad los niños no tienen fuerza suficiente ni saben coordinar los movimientos necesarios. De 3 a 4 pueden probar pero seguramente la edad para aprender de verdad es desde los 4.



Sin dudas el esquí impone cierto respeto en los pequeños, el frío y esto de tener debajo de los pies algo que desliza, y no sabemos controlar, hace que los primeros momentos para ellos sean muy difíciles . Si además añadimos el querer dejarles con un profesor desconocido a veces provoca una reacción negativa en los pequeños.
El consejo es: armaros de paciencia! No caigáis a la primera en decir que a vuestro hijo no le gusta el esquí, la reacción es normal.
Si podéis, empezad la practica del esquí con una clase familiar, o llevadles un día solo con vosotros. Esto ayudará sin dudas a que el niño se apasione al deporte y empiece con buen pié.
El material también es importante.
Las botas deben ser cómodas y el numero justo para el niño. Existen opciones muy baratas tanto de alquiler como de compras de segunda mano. No es necesario que el niño aprenda a esquiar con el ultimo modelo de esquí y de botas, pero sí es necesario que las botas no sean la del vecino que lleva 4 números mas, y que los esquís sean de su medida.
Es necesario que el niño lleve ropa de esquí, calentita y impermeable, guantes que no se mojen y no le dejen la mano helada. Para empezar a esquiar no hacen falta bastones, pero si un casco. Es obligatorio en las pistas a parte de muy aconsejable.
Elige un sitio donde exista un pista de iniciación de esquí. Al principio será suficiente dejar al niño deslizar solo y sin miedo. Mas adelante aprenderá a frenar en cuñas y entonces se podrá llevar en pistas con mas desnivel.
Una manera fácil de iniciar a los niños al esquí es apuntarlos los sábados o los domingos a esquiar con un club de esquí.
Los niños suben en autobús, con o sin padres, y los monitores se hacen cargo de ellos todo el día. Les dan clases, paran a comer, esquían por la tarde y bajan de vuelta en autobús. Normalmente los cursos empiezan el primer fin de semana de Enero en el que haya nieve, y siguen según condiciones atmosféricas los 4/6 fines de semana siguientes.
Cerca de Madrid los cursos se desarrollan sobre todo en Valdesquí o en la Pinilla y suelen aceptar niños desde los 4 años.
El forfait suele ser la parte mas importante del gasto. Abajo te detallo los precios y demás informaciones sobre las estaciones de Madrid.

Hay muchos clubs que organizan clases de fin de semana. Puedes elegir el que por cercanía te venga mejor y que tenga el autobús que sale lo mas cerca posible de tu casa.
Hay unos puntos importantes a tener en cuenta a la hora e escoger.

-El club tiene que ser suficientemente grande para tener un numero de niveles variado de manera que cada niño esté en su grupo a gusto. Los clubs tienen un ratio de niños por monitor y si no hay bastante inscripciones pueden juntar niveles distintos.
- Comprueba que tenga una organización eficaz, para solucionar cualquier problema, es decir oficinas y personal que se ocupe de todo lo que haga falta y que tengan suficiente experiencia para asegurar el correcto desarrollo de las clases y la gestión de cualquier imprevisto.
- Profesores de experiencia comprobable
- numero de niños por cada grupo no demasiado elevado (suelen ser 5 para los mas pequeños y 10 para los mas mayores)
- Posibilidad, si el niño lo desea y lo vale, de seguir con ese deporte entrando en un club de esquí de competición
- Buena relación calidad precio
- Puede ser importante que tenga alquiler de material a buen precio y de buena calidad
-Contacto directo con el monitor del niño (teléfono si no suben los padres)
-Un buen precio para las clases de los padres, si lo desean

Yo busqué y me informé mucho antes de escoger. Además tuve que escoger para un grupo de padres bastante amplio porque nos juntamos para que los niños subiesen con sus amigos.
Después de tanto buscar decidimos  subir a la sierra de Madrid con el SKI CLUB NOROESTE, porque reunía todos los requisitos que buscaba.

El club NOROESTE organiza además viajes durante el año para disfrutar en familia del esquí, siempre con monitores especializados y con actividades para los niños también después de las horas de esquí.

A la vuelta en autobús los padres que no hayan ido a esquiar pueden saber en todo momento donde esta el bus a través de la pagina web y a que hora llegan los niños exactamente, lo cual puede evitar esperas innecesarias.
En los grupos hay también padres que aprenden a esquiar, a la vez que sus hijos, y los he visto disfrutar de esos días y apasionarse al esquí.





 Yo suelo subir con los niños, aunque podrían ir solos, porque me encanta compartir con ellos ese ratito de la comida y disfrutar yo también de un día de esquí con otros padres. Además para ellos es un estimulo saber que comparten una pasión con sus padres. Este año probablemente subiremos los seis ya que la pequeña también se ha iniciado.
El club de esquí NOROESTE es un club con oficinas en Las Rozas de Madrid.
Tienen también un buen club de competición (el mejor..jeje!) y cuando aun no hay nieve en la sierra entrenan en un parque de nieve artificial indoor en Madrid.
Yo solo puedo decir maravillas de la experiencia de esquí con mis hijos y con el club Noroeste, no solo esquían ya como yo (no les dejaré que esquíen mejor!!!! Va de mi orgullo, me toca mejorar!) si sino además nos obliga a pasar tiempo al aire libre, a viajar mas, a movernos y esforzarnos todos.


Aquí os dejo los datos de contacto del club si os interesa. Si sois de otra ciudad os animo a buscar algún club con las mismas características, pero no dejéis de hacerlo, es un deporte precioso, fácil de aprender de pequeños, que tendrán a menudo ocasión de practicar de mayores, y os animo a aprender a esquiar con ellos si no sabéis hacerlo, o a seguir si ya os apasiona.

De vacaciones en la nieve con la familia

CLUB NOROESTE: Tel 917140636, Calle Varsovia, 27- Las Rozas.


Los forfaits en Madrid
Precios, descuentos y parking
En Valdesquí vale 37 euros cada día (mayores y niños) aunque si vas con un club el precio suele ser de 35 euros o 32 con algunos y si lo compras con descuento de familia numerosa (mínimo dos miembros de la familia esquiando y acreditados con el titulo correspondiente) vale 32€. Si vas en coche aparcar después de las 8 de la mañana es un problema. Si no quieres madrugar demasiado existe la posibilidad de reservar un aparcamiento por cada coche con al menos 4 esquiadores (compra de 4 forfait) .
En la estación de La Pinilla el precio es de 35 euros para los adultos y 26 euros para los niños y gratis los menores de 6 años (con un coste de 5 uros para seguros).